Durkheim, Emile

Mercado de comestibles en la calle Hester (Nueva York)
Nacionalidad: Francia
Épinal 1858 - París 1917
Sociólogo



Galería de obras


Comentario

Fundó en 1896 la revista L´Année sociologique, desempeñando la docencia en la universidad de Burdeos y en la Sorbona.
Es una de las principales figuras, junto Weber, de la sociología contemporánea, estudios que contribuyó a renovar y a los que dotó de independencia y significación propias, ya que tras sus obras la sociología deja de ser considerada una rama de la biología o la psicología. Defina, pues, un objeto de estudio propio y autónomo de la sociología, los "hechos sociales", esto es, las "maneras de obrar, pensar y sentir, externas al individuo, y provistas de un poder coercitivo en virtud de la cual se le imponen".
La naturaleza de los hechos sociales, contemplados desde la sociología, hace necesaria su objetivación, es decir, ser considerados como cosas. De esta manera, es posible estudiarlos y tratar sobre ellos de manera rigurosa y sistemática, es decir, bajo las directrices de un método científico concreto.
Durkheim distingue dos formas de socialización, una "mecánica", que se produce mediante la uniformidad, y otra "orgánica", mediante la división del trabajo. De las dos, es la segunda la que configura en el modo productivo occidental, en la sociedad industrial, siendo una constante a lo largo de su historia. La sociedad industrial es para Durkheim un organismo cuya unidad será tanto mayor cuanto más caracterizadas estén las partes que lo componen. Es por ello que se hace necesaria la existencia de mecanismos de mediación -el derecho y la moral- entre las diversas partes, sin cuya existencia, o mediante su debilitamiento, se produce el fenómeno de la "anomia", la desconexión entre las partes que componen el organismo, lo que genera su desequilibrio y debilidad. En el caso concreto de la sociedad industrial, objeto de estudio de Durkheim, constata que estos desequilibrios se producen y manifiestan en forma de crisis económicas, en las relaciones entre capital y trabajo o en la especialización de las ciencias. La solución a la anomia la contempla en la construcción de una moral pública fuerte, en la que se superen los movimientos centrífugos naturales -propios de la individualidad- para lograr un comportamiento como grupo y organizado. Precisamente la distancia entre el individuo y el grupo es objeto de la atención especial de Durkheim, especialmente en los campos de la religión, la moral y los comportamientos individuales como el suicidio. Con respecto a este último, califica tres tipos de suicidio: egoísta, altruista y anómico.
Sus formulaciones teóricas las plasmó en obras como "De la división du travail social", de 1893, "Les regles du méthode sociologique", de 1895, y "Le suicide", publicada en 1897.

Páginas relacionadas