Bell, Alexander Graham

Poste de teléfono y telégrafo en Nueva York
Nacionalidad: Estados Unidos
Edimburgo, Escocia 3-3-1847 - Baddeck, Canadá 2-8-1922
Físico y logoterapeuta



Galería de obras


Comentario

Se educa en Escocia e Inglaterra. Siguiendo los pasos de su padre y abuelo, dedicados la dicción y la corrección de los problemas del habla, Alexander se decantó por el mismo camino. Trabajó en la mejora de un modo de comunicación para sordomudos. En la década de los setenta se establece en Estados Unidos, donde instala un colegio para sordomudos. En estos años la Universidad de Boston le ofrece un puesto para dar a conocer sus investigaciones. Desde esta cátedra, Alexander prosigue sus estudios establece las bases para su posterior descubrimiento, el teléfono. Invento en el que trabaja a fondo para lograr que su esposa que era sordomuda lograra escuchar algún sonido. En 1876 consigue patentar su primer teléfono gracias a la ayuda de su suegro. Para hacer realidad este artilugio contó con la colaboración de Helmholtz, un físico alemán experto en sonido y electricidad. Para su elaboración se tuvieron en cuenta los estudios que habían realizado Morse, Bourseul y Reiss. El día de la patente Elisha Gray también se dirigió a la oficina para mostrar sus avances en el mismo invento. Sin embargo, ninguno había logrado hasta el momento la transmisión de voz. Objetivo que muy pronto alcanza Bell. Al intentar vender los derechos a la Wester Union por 100.000 dólares, su presidente no aceptó, por lo que decide crear por su cuenta la Bell Telephone Company en Boston. En 1892 tiene lugar la primera conversación telefónica entre Chicago y Nueva York. Por su parte, la Western Union llamó a Elisha Gray y fundó la American Speaking Telephone Company. En este proyecto contó con la colaboración de Thomas Alva Edison que mejoró el invento. Ante esta situación de competencia surgen problemas y la compañía de Bell establece su sede en Nueva York cambiando su razón social por American Telephone and Telegraph (AT&T). Tras ser galardonado con el Volta francés crea el Instituto Volta de Washington. Su carrera como inventor no terminó aquí, sino que fue autor del fotónofo, un aparato para descubrir metales en el cuerpo humano. También descubrió un método para localizar icebergs, entre otras muchas cosas.

Páginas relacionadas