Lincoln, Abraham

Abraham Lincoln
Nacionalidad: Estados Unidos
Hodgenville 12-2-1809 - Washington 15-4-1865
Presidente 1860 - 1865



Galería de obras


Comentario

Nacido en 1809 en Hodgenville, estado de Kentucky, pertenecía a una familia de colonos que más tarde se asentó en Indiana.
Durante su juventud trabajó como leñador, luchó contra los indios y consiguió ser abogado. A los veinticuatro años hizo su entrada en política, cosechando ciertos fracasos iniciales. Tras ser designado diputado, perdió el cargo al oponerse a la guerra con México. Por dos veces más fracasó en su intento de conseguir un escaño en el Senado, debiendo retirarse a su residencia en Springfield (Illinois) para ejercer su trabajo como abogado.
A los cincuenta años no se sentía muy cómodo con su vida, fracasado en su objetivo de desarrollar una carrera política. Aunque poseía cierto renombre como abogado, su patrimonio no era demasiado amplio, debiendo hacer frente a algunas deudas. Eran sus amigos más cercanos quienes le animaban a intentar de nuevo el acceso a la política, si bien Lincoln se sentía decepcionado y lo rechazaba.
Una serie de casualidades daría, sin embargo, con Lincoln de nuevo dedicado a la política. Los desastrosos resultados académicos de su hijo Robert le obligaron a viajar hasta la academia de New Hampshire en que se hallaba estudiando. Previamente, Lincoln recibió el encargo de dictar una conferencia en Brooklyn, a cambio de doscientos dólares. El dinero podía venirle bien a su maltrecha economía, y además no interfería demasiado en su viaje. Aceptó el encargo y se comprometió a abordar temas políticos comprometidos en su charla, lo que generó expectación entre el público y los organizadores. Estos, viendo el interés despertado, cambiaron el auditorio a un gran local en Nueva York, permitiendo la asistencia de dos mil personas. La conferencia fue un rotundo éxito, abriendo los periódicos a la mañana siguiente con la reseña del evento. Rápidamente Lincoln fue requerido por los dirigentes republicanos para que dictara más conferencias en su camino hacia New Hampshire, pronunciando once discursos con el mismo éxito.
Volcado en la política, se presentó entonces como candidato en la Convención Nacional Republicana, celebrada en Chicago el 16 de mayo de 1860. Para lograr ser designado como candidato debía derrotar en las urnas a otro candidato mejor colocado, William Seward. La casualidad volvió a favorecer a Lincoln: las papeletas para la elección tardaron en estar listas, tiempo que aprovechó el candidato y su equipo para ganar los apoyos necesarios. La importancia de ser candidato republicano era básica, pues prácticamente aseguraba la presidencia al hallarse los demócratas divididos en tres candidaturas por la cuestión de la esclavitud. Así, el 6 de noviembre de 1860 Lincoln salió elegido presidente.
Cuestión clave de su mandato será la abolición de la esclavitud. Partidario de la abolición, contra su postura se alinearán los estados del Sur, cuya economía eminentemente agrícola se sustenta sobre una mano de obra esclava. En consecuencia, once estados constituyeron la Confederación Sudista, declarándose la Guerra de Secesión al negarse el presidente al reconocer la separación. El conflicto duró cuatro años y causo unas 600.000 bajas. Considerada la primera guerra moderna por su extensión y duración, en ella lucharon tres millones de personas, se usaron las armas más avanzadas (fusiles, ametralladoras, minas, acorazados) y la economía giró en torno al conflicto, dedicándose a él todos los recursos disponibles.
Tras la victoria en Gettysburg sobre el general Lee, la victoria se iba decantando del lado unionista hasta que por fin se firmó la paz, el 9 de abril de 1865. Los generales Sherman y Grant recibieron la rendición de manos de Lee.
Antes de finalizar la guerra Lincoln fue reelegido, favorecido por el buen rumbo de las campañas militares, el desarrollo industrial y su política de acercamiento y conciliación hacia los estados sureños. Su programa político planteaba restablecer una federación donde todos los estados gozaban de una igualdad de derechos, incluir en la Constitución la abolición de la esclavitud y poner todas sus fuerzas a la reconstrucción tras el conflicto.
Sin embargo, su asesinato, el primero de un presidente estadounidense, le impedirá conseguir sus objetivos. Cinco días después de la finalización de la guerra, en la Ford´s Opera House asistía Lincoln a una representación, momento que fue aprovechado por su asesino, el actor John Wilkes Booth, para asestarle un disparo en la cabeza. Lincoln falleció un día después a las siete de la mañana.

Páginas relacionadas