Darwin, Charles

Charles Darwin, caricatura publicada en Vanity Fair
Nacionalidad: Gran Bretaña
Sherewsbury 12-2-1809 - Down 19-4-1882
Científico



Galería de obras


Comentario

Nacido en Sherewsbury en 1809, a los ocho años quedó huérfano de madre, quedando su padre, Robert, al cuidado de la prole compuesta por sus hermanos Erasmus, Mariannne, Carolinne, Catherine, Susan y el mismo Charles. Su padre era un médico de pueblo, entusiasmado con el estudio de las ciencias, afición que sin duda recogió el joven Charles. Así, en 1825 entró en la Universidad de Edimburgo para estudiar medicina. Sin embargo, al conocer las teorías evolucionistas de Lamarck, volcó sus estudios hacia la zoología, no sin cierto disgusto por parte de su padre quien le recomendó que se dedicase a la carrera eclesiástica.
De esta forma, inició en Cambridge los estudios en Teología (1828), logrando el título de Bachiller en Artes, el único título de su vida. En esta etapa asistió a las clases de botánica impartidas por Stevens Henslow, al mismo tiempo que participa de excursiones al campo en la que observa sobre el terreno los conocimientos adquiridos. La influencia del profesor es esencial en el pensamiento de Darwin, a quien transmite sus vastos conocimientos en entomología, botánica, química, mineralogía y geología. El mismo profesor le anima a enrolarse sin paga en la fragata Beagle. La expedición es organizada por el Almirantazgo Británico para viajar por el hemisferio Sur, con una misión mitad científica mitad comercial. Durante su periplo, se encargará de realizar mapas de territorios susceptibles de aportar materias primas o de albergar mercados comerciales. La expedición se prolongó durante cinco años, entre el 27 de diciembre de 1831 y el 2 de octubre de 1836.
Darwin tenía 22 años cuando embarcó, siendo un joven inquieto y curioso. En las islas Galápagos tuvo un encuentro sorprendente, al descubrir, en un territorio muy alejado de las costas suramericanas, unos lagartos gigantes que la ciencia del momento creía extinguidos. La fauna del lugar, igualmente sorprendente, no mostraba recelo ante la presencia de la tripulación. Aun más importante fue descubrir que en otras islas cercanas existían especies totalmente diferentes, a pesar de que el clima y la orografía no mostraba variación. La explicación que se empezaba a gestar en la mente de Darwin era la de que había debido suceder una adaptación particular de las especies a las condiciones particulares de su hábitat, en un proceso que duraría millones de años y en el que las mismas especies habrían sufrido cambios y mutaciones que le permitirían desarrollar una más eficaz adaptación. Las conclusiones eran sin duda inquietantes, en una época en que la explicación religiosa al origen del mundo resultaba del todo incuestionable.
Durante la travesía recorrió los Mares del Sur, arribando a territorios tan alejados como Tahití, Nueva Zelanda, Tasmania, Australia, las Azores, la isla de la ascensión y Cabo Verde. Las observaciones de Darwin las anotaba en su diario, en los que deja constancia de su hallazgo de fósiles extraños y especies desconocidas.
Todo el material recogido en sus estudios de campo le permitieron elaborar su importantísima teoría evolucionista, que plasmará en su obra "El origen de las especies a través de la selección natural". La obra sale a la luz en 1859 con una tirada de 1250 ejemplares, rápidamente agotada. Por primera vez se explicaban de manera científica las leyes de la Naturaleza, sin aludir al papel de Dios como creador. Por primera vez se planteaba la existencia de una selección natural que permitía la existencia de los más aptos.
A partir de entonces se dedicó a escribir artículos e impartir conferencias, situándose en el centro de una agria polémica con los representantes de la religión y de la ciencia tradicional. Su polémica teoría se completó en 1871 con la publicación de su segunda gran obra, "El origen del hombre y la selección con relación al sexo". Los cimientos de toda una explicación del mundo y del hombre basada en la religión cristiana comenzaban a tambalearse. Mitos como los presentados en el Génesis empiezan a partir de entonces a ser cuestionados, no sin gran polémica y discusión.
A su vuelta a Inglaterra el 29 de enero de 1839, casa con su prima Emma Wedgwood. Ambos pasaron a residir en 1842 en Down, cerca de Londres, teniendo diez hijos fruto de su matrimonio.
Darwin redujo considerablemente sus apariciones en público, más interesado en la creación intelectual y la escritura de su pensamiento. Excusaba su ausencia de los actos sociales alegando problemas de salud, entregado como estaba a la plasmación gráfica de sus ideas, tarea que publicará su hijo Francis en 1892 con el título de "Memorias del desarrollo de mi pensamiento y mi carácter".
La gran aportación de Darwin es el descubrimiento de que las especies no son inmutables, coincidiendo con lo expuesto por un contemporáneo suyo, Alfred Russell Wallace. Ambos presentaron su teoría en 1858 en la Sociedad Linneana de Londres, causando la lógica convulsión.

Páginas relacionadas