Goethe, Johann Wolfgang von

Fausto
Nacionalidad: Alemania
Francfort del Main 28-8-1749 - Weimar 22-3-1832
Escritor



Galería de obras


Comentario

Una de las cumbres de la literatura alemana, fue discípulo de Herder, leyendo a los clásicos griegos y romanos. Sus inicios se enmarcan dentro de un lirismo idealista y romántico, plasmado en sus "Lieder", de gran factura armónica y alusiones populares. Con 24 años publica ya un drama, "Godofredo de Berlichingen", de temática histórica y reminiscencias del teatro de Shakespeare.
En 1773 se publica su primera gran éxito, "Werther", obra clave del movimiento literario romántico. Escrita como novela epistolar, es un drama de amor con final trágico, apoyado en un estilo sencillo y lleno de imágenes. Apunta ya las claves que se repetirán en el romanticismo alemán, como el culto a la Naturaleza, el apasionamiento, la búsqueda de una vida ideal aunque indefinida, etc. La aparición de Werther marca un hito no sólo en la literatura sino que su influencia cabe observarla en la mentalidad de la época, especialmente entre la juventud, que adopta modos y maneras relacionadas con la obra. En 1775 publica "Egmont", obra en la que, junto a una trama sentimental y amorosa, se ensalzan la libertad y la justicia.
El éxito de crítica y público alcanzado le procuran una consideración apreciable. Además, su cargo como consejero y ministro del duque Carlos Augusto en Weimar le otorga ingresos suficientes como para dedicarse a viajar, conociendo Italia y España. El movimiento romántico gusta del exotismo de los paisajes y pueblos alejados culturalmente; el contacto con España e Italia surte el efecto de cambiar la mentalidad de Goethe hacia un más profundo clasicismo, algo alejado del romanticismo radical de sus primeros momentos. La influencia griega se hace ahora más presente, con obras como "Ifigenia en Táuride", de 1779-86, "Tasso", de 1789, y las poesías "Elegías romanas", de 1790. Se suele calificar esta etapa como clásica, si bien se destaca también su correspondencia con el movimiento realista burgués.
Con su amigo Schiller realiza colaboraciones a partir de 1794, que son publicadas en revistas y otros medios, y que se plasman en el poema épico "Hernan y Dorotea", de 1797. Reconocido por todos, recibe visitas de personalidades ilustres como Napoleón.
En 1808 publica otra de sus obras mayores, "Fausto", de hondo calado filosófico. En ella el protagonista emprende una búsqueda agónica y comprometida de la perfección, nunca lograda, que le procurará el castigo. La absolución final otorga sin embargo un punto de optimismo.

Páginas relacionadas