Manco Capac

Civitates Orbis Terrarum. Un Inca paseado en andas por las afueras de Cuzco
Nacionalidad: Imperio incaico

Inca siglo XII



Galería de obras


Comentario

Manco Cápac, personaje semilegendario, era uno de los cuatro hijos del fundador mítico de la tribu incaica, Viracocha, quien los habría hecho salir de una abertura central o "Abertura Magnífica" de una colina situada a unos 25 kilómetros al sur de Cuzco, mientras que de las aberturas laterales saldrían los diez clanes o ayllus originarios. Los cuatro hermanos, Ayar Manco (Cápac), Ayar Cachi, Ayar Uchu y Ayar Auca, casarían a su vez con cuatro hermanas, Mama Ocllo, Mama Huaco, Mama Cora y Mama Raua, y serían los responsables de la emigración que, junto a los diez clanes, les llevaría a asentarse en el Cuzco y fundar varias poblaciones más. La jefatura del grupo la asumiría Manco Cápac mediante la eliminación de sus hermanos: parece ser que Ayar Uchu quedó en el camino para servir al Sol, transformado en piedra, en la montaña de Huanacauri, ídolo que más tarde será central en los ritos de iniciación de los jóvenes incas nobles; el segundo hermano, Ayar Cachi, gran manejador de la honda, quedaría transfigurado en valle al hacer caer montañas con su honda, mientras el tercero, Ayar Auca, debía ser un genio alado también transformado en piedra y protector de la ciudad del Cuzco, adonde llegaría con Manco Cápac. A la llegada de éste al Cuzco junto a sus hermanas, parece que el territorio estaba ocupado por cuatro tribus aymara, los huallas, los alcabizas, los lares y los poques, que se someterán al poder inca y serán incorporadas como ayllus para asegurar su conquista y control. La versión transmitida por Garcilaso de la Vega describe a Manco Cápac como civilizador de las salvajes tribus que ocupaban el Cuzco, a las que dotó de conocimientos y civilización. También se cuenta que el lugar elegido por Manco Cápac para fundar la ciudad fue determinado cuando una barra de oro arrojada por el fundador se hundió en la tierra, en la confluencia de los ríos Huatanay y Tullumayo. La estructura de la ciudad creada entonces debía obedecer al patrón de asentamiento necesario para la instalación de los diez clanes o ayllus originales, organizados a su vez en cuatro barrios nombrados como las cuatro tribus ( del pájaro-mosca, de los tejedores, del tabaco y mezclado) encontradas por los incas al llegar al lugar. La tradición dice que en el lugar en el que se hundió la barra de hierro Manco Cápac erigió un templo primitivo dedicado al Sol, que después será construido en piedra y que será el que conozcan los españoles. Manco Cápac, como sus hermanos, se transformará en ídolo de piedra que será venerado por los incas.

Páginas relacionadas