Itzcóatl

Cabeza azteca realizada en piedra volcánica
Nacionalidad: Imperio mexica
México-Tenochtitlan - México-Tenochtitlan 1440
Tlatoani 1427 - 1440



Galería de obras


Comentario

Dominado el valle de México por el señorío de Azcapotzalco, la muerte de su soberano Tezozomoc en 1426 crea un pleito sucesorio del que sale vencedor Maxtla, tras eliminar a sus enemigos. Sus primeras acciones procurarán años de inestabilidad y convulsiones en el valle, iniciándose un período de tiranía y despotismo del que saldrá especialmente perjudicado Tenochtitlan, dañadas sus relaciones comerciales. Los mexica designan a Itzcóatl ("serpiente de obsidiana") -hijo de Acamapichtli y de una esclava concubina, hermano de Huitzilihuitl -como tlatoani, comenzando rápidamente una guerra en 1428 que algunos autores consideran dinástica, dados los lazos sanguíneos que unían a los diferentes señores de las ciudades. Si bien en principio Itzcóatl era partidario del sometimiento al poder de Acapotzalco, la influencia de Tlacaélel ("El de corazón varonil") -sobrino suyo, cihuacóatl (regidor) de Tenochtitlan y personaje de enorme influencia en la historia de los mexica- conseguirá el cambio de opinión del soberano y de los principales jefes militares. Según algunas fuentes, Tlacaélel y sus partidarios prometieron entregarse como sirvientes en caso de salir perdedores, acuerdo que, por su parte, suscribió también la facción partidaria de la sumisión a Azcapotzalco. De este acuerdo y de la posterior victoria militar a cargo de Itzcóatl y Tlacaélel es de donde surgirá la división social y económica de la sociedad mexica. Es así como se consigue formar una unión de ciudades opuestas a Azcapotzalco, formada por Tenochtitlan, Texcoco, Cuauhtitlan y Huexotcinco, derrotando al ejército de Maxtla y logrando conquistar numerosas ciudades y territorios. Durante la guerra de emancipación, el papel de Tenochtitlan es cada vez de mayor importancia, prefigurando el papel hegemónico que ostentará durante las próximas décadas. Itzcóatl consigue conquistar Xochimilco, Teotihuacan y Otompan en 1430, Coyoacán en 1431, Mízquic en 1432, Cuitláhuac en 1433 y Cuauhnáhuac en 1439.
Conseguido el poder militar sobre el valle y el dominio de las redes comerciales, la siguiente tarea de Itzcóatl será la de dotar de legitimidad al emergente poder de los azteca-mexica, considerados por sus vecinos como advenedizos y bárbaros. Así, ordenará destruir los manuscritos que hablan sobre su origen humilde y reescribirlos acorde al nuevo papel que van a desempeñar.
El establecimiento del poder hegemónico de Tenochtitlan se apoyará en una alianza permanente con otras dos ciudades, Texcoco y Tlacopan, si bien las dos últimas supeditadas a la primera. Así, la Triple Alianza, suscrita en 1433, se compromete a emprender acciones militares de defensa y ataque, bajo la dirección de Tenochtitlan y con preponderancia de ésta en el reparto del botín de guerra, y a ayudarse mutuamente en caso de desgracias o calamidades. El papel de la coalición será crucial a partir de este momento, dominando y consolidando su poder fuera de los límites naturales del valle de México y estableciendo sólidamente las bases del imperio de los azteca-mexica.

Páginas relacionadas