Hurtado de Mendoza, García

Fortaleza de Sacsayhuamán (Cuzco, Perú). Vista parcial
Nacionalidad: España
Cuenca 1535 - Madrid 1597
Militar y administrador



Galería de obras


Comentario

Hijo del virrey del Perú Andrés Hurtado de Mendoza, le acompañó al Nuevo Mundo en 1556. Un año después sería nombrado Gobernador de Chile, tras la muerte de Pedro de Valdivia. Su misión será acabar con los belicosos araucanos pero en primer lugar tuvo que hacer frente a las rencillas entre Francisco de Aguirre y Francisco de Villagra. Los rivales fueron apresados y García Hurtado pudo enfrentarse a los araucanos comandados por Caupolicán. Obtuvo importantes victorias en Concepción y Lagunillas, derrotando definitivamente a los indígenas y poniendo en marcha una intensa labor repobladora.
La caída de su padre del virreinato motivó también su sustitución bajo la acusación de excesiva crueldad en las campañas realizadas. Regresó a España para conseguir el perdón de Felipe II, pasando a ocupar diversos cargos militares y administrativos en la península. En 1589 recibió el nombramiento de virrey del Perú debido a su experiencia en la zona. Su principal misión sería reforzar el estrecho de Magallanes. El gobierno de García Hurtado de Mendoza estará caracterizado por la fidelidad a la Corona, realizando importantes aportaciones económicas al Estado al aumentar los impuestos y la producción de azogue, al tiempo que prohibía el acceso al Perú por la ruta del Río de la Plata. La relación con la Iglesia no fue del todo fluida debido al asunto de las regalías. Interesado por los asuntos culturales, fundó varios colegios. En 1596 cesó a petición propia de su cargo, dos años después de haber rechazado el ataque de la escuadra inglesa. Regresó a España, falleciendo en Madrid.

Páginas relacionadas