Paulo IV

Sesión del Concilio de Trento, cuadro anónimo
Nacionalidad: Iglesia Católica
Nápoles 1476 - Roma 1559
Papa 1555 - 1559



Galería de obras


Comentario

Gian Pietro Carafa fue nombrado cardenal en 1536, destacándose desde ese momento como un claro anti-habsburguista. En 1555 es elegido papa, sucediendo a Marcelo II, siendo sus cuatro años de mandato de clara tendencia contraria a los Habsburgo, aliándose con Francia. Esta política provocó la lucha entre las tropas papales y las milicias dirigidas por el duque de Alba, victoriosas tras la batalla de San Quintín y Gravelinas por lo que Paulo IV decidió retirarse del conflicto antes de sufrir una nueva y contundente derrota. Su papel en el Concilio de Trento fue importante, destacando como un fiero luchador contra los protestantes. Hombre tremendamente fanático, el pueblo de Roma no le tuvo en mucha estima.

Páginas relacionadas