Uceda, Duque de. Cristobal de Sandoval y Rojas

Felipe IV con un león a los pies
Nacionalidad: España
- 1624
Valido



Galería de obras


Comentario

Los validos serán unas piezas de primer orden en la monarquía europea del siglo XVI. El rey Felipe III tendrá en su nómina a dos de ellos: el todopoderoso duque de Lerma y su hijo, el duque de Uceda, quien sucedió en cargo aunque con un papel menos determinante. Don Cristóbal era el primogénito del duque de Lerma, recibiendo en 1610 el título de duque de Uceda en 1610 de manos del monarca. Poco a poco se hizo un hueco en la corte donde logró la confianza de don Felipe, con el objetivo de suplantar en la privanza a su propio padre. Para ello no tuvo escrúpulos para unirse a los enemigos declarados de Lerma, el confesor del rey, padre Aliaga, y don Gaspar de Guzmán, conde de Olivares. La carrera de Lerma toca fondo en 1618, acuciado por múltiples problemas relacionados con la corrupción, resueltos con la caída del valido al obtener el capelo cardenalicio de Roma y librarse así de futuras persecuciones. El duque de Uceda suple en el cargo a su padre, recibiendo sus cargos y prebendas. Poco pudo disfrutar de sus nuevas posiciones don Cristóbal ya que su enfrentamiento con el conde de Olivares provocarán que a la muerte de Felipe III su sustitución al frente de la privanza. Uceda cayó en desgracia y fue juzgado y desterrado, aunque Felipe IV quiso resarcirle nombrándole virrey de Cataluña. Un nuevo proceso judicial le llevó a la prisión de Alcalá de Henares donde falleció en 1624.

Páginas relacionadas