Rodolfo I

Catedral de Naumburgo. Esculturas del claustro
Nacionalidad: Sacro Imperio
Limburgo 1218 - 1291
Emperador 1273 - 1291



Galería de obras


Comentario

Nacido en Limburgo, era hijo de Alberto IV. Heredó de su padre el landgravato de Silesia y amplias posesiones en la Suiza alemana. Su matrimonio con Gertrudis de Holanda en 1245, la herencia recibida de los condes de Kyburg y el pago a los servicios prestados a Federico II y Conrado IV, acrecentaron sus posesiones y poder. En 1273 fue proclamado emperador en Aquisgrán, poniéndose así fin al periodo de vació de poder provocado por las disputas entre el Papado y el Imperio, denominado Gran Interregno (1256-1273). Su política estuvo dominada por el deseo de asentar el poder del trono en Alemania, dejando de lado las tradicionales pretensiones de los Hohenstaufen sobre Italia, por lo que se le considera un iniciador del estado-nación alemán. Así, fortaleció el poder del trono frente a los intereses de nobles y potentados, restableció para la Corona posesiones y derechos, fijó el papel de las ciudades y fomentó el desarrollo económico del norte del país promoviendo a las empresas de la Hansa.
En política exterior, se enfrentó a Otokar II de Bohemia, al que venció en la batalla de Marchfeld en 1278, lo que permitió anexionar las posesiones austríacas que formaban parte de la Gran Bohemia (Austria, Estiria y Carniola), conformando un nuevo y poderoso estado centroeuropeo, la Gran Austria.

Páginas relacionadas