Romano III

Iglesia de Santa Sofía (Estambul, Turquía). Capitel del presbiterio
Nacionalidad: Bizancio
- 11-4-1034
Emperador 18-11-1028 - 1034



Galería de obras


Comentario

A la muerte de Constantino VIII se produce un grave conflicto sucesorio en Bizancio. El emperador no había tenido hijos varones y de las tres hijas, la mayor había tomado los hábitos. Las otras dos, Zoe y Teodora, no eran jóvenes pero aún permanecían solteras. Constantino consideró que la solución para el conflicto sería casar a una de sus hijas, eligiendo como esposo al Eparca de Constantinopla, Romano Argyros, miembro de una de las familias más nobles del Imperio y el más distinguido representante de la aristocracia urbana. Romano subió al trono tres días después de su boda, el 15 de noviembre de 1028, tras el fallecimiento de Constantino.
Romano III renuncia a la política seguida por Basilio II, suprimiendo los impuestos a los grandes propietarios. El pequeño propietario agrícola quedaba desprotegido y los grandes pudieron ampliar sus territorios sin ninguna limitación. Los terratenientes vencían en la pugna.
En el plano exterior, las campañas planeadas por Romano, intentando emular a los emperadores romanos, acabaron en fracaso, especialmente en Siria donde sufrió una considerable derrota. Sin embargo, el rumbo cambió cuando el general Jorge Maniakes se hizo cargo del ejército, iniciando una serie de importantes victorias que culminaron con la toma de Edesa el año 1032.
La relación entre Romano y su esposa Zoe empezó a tener mayores diferencias. La emperatriz gustaba de los placeres y su esposo intentó limitar sus gastos y movimientos. Zoe se enamoró de un joven llamado Miguel y entre ambos -con la inestimable colaboración del influyente Juan Orphanotropos, hermano de Miguel- pusieron en marcha un plan para acabar con la vida del emperador, quien moría en su baño durante el 11 de abril de 1034. Miguel IV era coronado emperador al día siguiente, tras su matrimonio con Zoe.

Páginas relacionadas