Nicéforo I

San Demetrio
Nacionalidad: Bizancio

Emperador 802 - 811



Galería de obras


Comentario

El 31 de octubre de 802 se produjo una revuelta palaciega que acabó con el reinado de Irene. La emperatriz fue desterrada a Lesbos donde falleció al poco tiempo. La corona imperial recayó en Nicéforo I y el conflicto eclesiástico continuó con toda su crudeza. La situación económica será su principal objetivo. Entre las medidas tomadas para recuperar el rumbo económico destaca el aumento de los impuestos, involucrando en su pago a monasterios e iglesias, o la prohibición del cobro de intereses a los súbditos, siendo sólo el Estado quien tuviera esta potestad. El sistema defensivo también se reestructuró al imponer el servicio de armas a campesinos más pobres, aumentando así el número de soldados y protegiendo las regiones especialmente amenazadas. Durante su reinado se producirá una paulatina consolidación del dominio bizantino en regiones de los Balcanes y de Grecia, controlando a los eslavos que habitaban en aquellas zonas. Sin embargo, será en los Balcanes donde Nicéforo I pierda la vida. El trono búlgaro fue ocupado por Krum quien en la primavera de 809 arrasó Sardica. Nicéforo decidió contraatacar y dos años después cruzó la frontera al frente de un potente ejército, destruyendo la capital búlgara. Nicéforo persiguió al khan búlgaro pero éste reaccionó y cercó a los bizantinos en las montañas. La derrota bizantina fue terrible, muriendo el propio emperador cuyo cráneo fue convertido en copa para especial regocijo de Krum. El trono bizantino quedaba en manos de Miguel I.

Páginas relacionadas