Mauricio

Mezquita azul (Estambul, Turquía). Imagen exterior
Nacionalidad: Bizancio

Emperador 582 - 602



Galería de obras


Comentario

Al igual que sus antecesores, los herederos de Justiniano, cuando Mauricio recibió el trono de Tiberio dedicó todos sus esfuerzos a la lucha contra el Imperio Persa. Los conflictos surgidos en el seno persa motivaron que Mauricio apoyara al joven Cosroes II -nieto del gran Cosroes- para ocupar el trono imperial y firmar entre ambos imperios un tratado de paz por el que Armenia quedaba en manos bizantinas. De esta manera se ponía fin a un largo conflicto que duró más de 20 años.
Gracias a desarrollar excelentes medidas organizativas, Mauricio pudo mantener bajo su mando un buen puñado de territorios en Occidente. Fue el creador de los exarcados de Ravena y Cartago, dejando su mando a militares que controlaban toda la administración.
La situación en los Balcanes no era muy positiva para los intereses bizantinos. Los ávaros y los eslavos atacaron las fortificaciones bizantinas sobre los ríos Danubio y Save, rompiendo el sistema defensivo y extendiéndose por la Península Balcánica donde se asentaron definitivamente.
La crisis social, el crecimiento del papel del Senado y la indisciplina del ejército motivaron el estallido de una revuelta que elevó a Focas como emperador. Mauricio era destronado y el Senado ratificaba a Focas en su cargo.

Páginas relacionadas