Constantino V

Iglesia de Santa Sofía (Estambul, Turquía). Cúpula
Nacionalidad: Bizancio
- 14-9-741
Emperador 741 - 775



Galería de obras


Comentario

A la muerte de León III la corona imperial correspondió a su hijo Constantino V. A los dos años de edad había sido nombrado heredero por lo que sus derechos sucesorios quedaban fuera de duda. Sin embargo, en el primer año de gobierno se produjo una insurrección dirigida por Artavasdo que se autotituló emperador y defensor del culto a las imágenes. El regente de Constantinopla se unió al usurpador y Artavasdo entró en la capital imperial donde recibía la corona imperial de manos del patriarca Anastasio restaurándose el culto a las imágenes.
Constantino huyó a Anatolia donde fue acogido satisfactoriamente por la población. El usurpador era derrotado en las cercanías de Sardes en mayo de 743. El 2 de noviembre entraba triunfalmente en Constantinopla donde cegó a todos los participantes en la usurpación. Constantino V se hacía de nuevo con la corona y se convertía en un apasionado defensor de la iconoclastia.
Aprovechando la crisis que vivía el califato omeya, el norte de Siria sería invadido y en Chipre era derrotada un poderosa flota califal. La frontera entre Bizancio y el califato se convirtió en zona de guerra permanente, en la que el emperador tomaba habitualmente la ofensiva. Resuelto el problema en la zona oriental, un nuevo foco de conflicto surgió en la Tracia donde se produjeron enfrentamientos con los búlgaros. Nueve campañas se llevaron a cabo contra este enemigo, siendo la más importante la realizada en 762, consiguiendo al año siguiente una gran victoria -el 30 de junio-, celebrada con la entrada triunfal en Constantinopla.
La toma de la zona norte y central de Italia por parte de los lombardos en 751 motivó que el exarcado de Ravena dejara de existir. Las regiones del sur eran las únicas zonas de influencia bizantina por lo que el papa Esteban II buscó la ayuda del franco Pipino, volviendo las espaldas al emperador bizantino. A esto debemos unir la férrea posición de Constantino en la prohibición del culto a las imágenes, convocando Constantino un concilio donde se ratificara su decisión. Las imágenes sagradas serían sustituidas por pinturas profanas. Esta decisión aglutinó a un fuerte grupo de opositores en torno al abad Esteban que fue duramente perseguida. Incluso el emperador prohibió el culto a los santos y la veneración de María. La muerte de Constantino V el 14 de septiembre de 775 durante una campaña contra los búlgaros hizo cambiar el curso de los acontecimientos en Bizancio. Su sucesor será León IV.

Páginas relacionadas