Heraclonas

Monasterio de Hosios Loukas (Grecia). Decoración
Nacionalidad: Bizancio

Emperador 641 - 641



Galería de obras


Comentario

La muerte de Heraclio trajo graves problemas sucesorios ya que según su testamento los herederos Heraclonas y Constantino III debían compartir el poder mientras que su esposa Martina debía ser considerada como madre y emperatriz. El pueblo aceptó a los emperadores pero rechazó a Martina quien se retiró momentáneamente para apoyar a su hijo Heraclonas. Pronto se abrió un enfrentamiento entre Constantino III y Heraclonas-Martina que se resolvió con la muerte de Constantino III, posiblemente de tisis, el 25 de mayo de 641. Heraclonas se hacía con el poder de manera exclusiva pero la verdadera dueña de la situación era su madre. Las altas instancias de la nobleza, el clero y el ejército se pusieron en contra de los gobernantes mientras que el pueblo volvía a rechazar a Martina. Las tropas de Asia Menor se rebelaron y a finales de septiembre de 641 los gobernantes eran destronados por decisión del Senado. Martina veía como cortaban su lengua y Heraclonas la nariz. Ambos eran exiliados a Rodas y la soberanía imperial era confiada a Constante II, hijo de Constantino III.

Páginas relacionadas