Basilio I

Mezquita azul (Estambul, Turquía). Imagen exterior
Nacionalidad: Bizancio
- 29-8-886
Emperador 867 - 886



Galería de obras


Comentario

Basilio I es el fundador de la dinastía macedónica en el Imperio Bizantino. Oriundo del thema de Macedonia, Basilio creció en la más absoluta pobreza. Se trasladó a Constantinopla para conseguir fortuna y en la corte imperial empezó su meteórico ascenso desde las cuadras hasta el trono. Se hizo amigo íntimo del emperador Miguel III quien le entregó a su antigua amante, Eudocia Ingerina, para que la convirtiera en su esposa. Basilio vio como sus aspiraciones chocaban con el consejero Bardas lo que provocó el asesinato de éste. Basilio fue nombrado coemperador y Miguel empezó a desconfiar de él. La reacción del macedónico será acabar con la vida del emperador en la noche del 23 al 24 de septiembre del año 867, al finalizar un banquete. Una vez nombrado emperador, Basilio, para asegurar la sucesión, coronó a su hijo mayor Constantino (869) y a su segundo hijo, el futuro León VI. El primero de los herederos era hijo de su primera esposa, María, falleciendo el futuro emperador prematuramente.
Basilio I se interesó por los asuntos eclesiásticos, oponiéndose en un primer momento a sus antecesores. Focio será encerrado en un monasterio para ser sustituido por Ignacio como patriarca de Constantinopla. Las relaciones con Roma serían restablecidas, celebrando un concilio conjunto entre los años 869-70 donde Focio fue excomulgado. El concilio no acabó de manera satisfactoria para Roma debido a la cuestión de la Iglesia búlgara, que quedaría bajo influencia bizantina. Al mismo tiempo se continuaba la labor misionera en Rusia y se evangelizaba la parte occidental de la Península Balcánica, quedando estos territorios en la órbita de Bizancio. La costa adriática oriental verá como la autoridad bizantina será restablecida al expulsar a los musulmanes al sur de Italia y levantar el cerco de Dubrovnik, creándose el thema de Dalmacia. El siguiente objetivo será precisamente atacar a los musulmanes en la región meridional italiana, proyectando una ofensiva conjunta con el emperador Luis II. Debido a la toma de Bari por este último y la conquista islámica de Malta, las relaciones entre ambos emperadores se deterioraron y Basilio cuestionó el título de emperador otorgado a Luis.
Ante el fracaso en los asuntos occidentales la política bizantina se dirigió a Oriente donde en el año 872 se consiguió un importante triunfo ante los paulicianos. Basilio penetró en la región del Eufrates, alcanzando el Taurus como frontera. Este relativo triunfo vino acompañado de una alegría en occidente ya que el príncipe de Benevento se situó bajo el protectorado bizantino. Sin embargo, la expansión árabe alcanzaría a tomar Siracusa, dominando el Mediterráneo. En los últimos años de mandato de Basilio, una potente ofensiva militar al mando de Nicéforo Focas conseguía que el sur de Italia volviera a manos bizantinas.
Basilio I será un gran admirador de la cultura griega y del Derecho romano, continuando el desarrollo cultural de épocas anteriores. Proyectó la recopilación de las leyes, revisando el Código de Justiniano redactado en lengua griega y ampliado con otras leyes. El proyecto quedaría inacabado y será continuado por León VI.
La muerte del primogénito Constantino sumió a Basilio en un estado de profunda depresión. El 29 de agosto del año 886 fallecía el emperador tras sufrir un accidente de caza. Su hijo León VI, a pesar de las desconfianzas manifestadas por Basilio hacia él, será su sucesor.

Páginas relacionadas