Tariq. Tariq ben Ziyad

Palacio omeya de Mshatta (Jordania)
Nacionalidad: Al-Andalus

General



Galería de obras


Comentario

Tariq ben Ziya era el lugarteniente del gobernador de Ifriquiya, Musa ben Nusayr, y recibió de éste la orden de invadir la Península Ibérica. Unos 7.000 hombres fueron transportados en los barcos que había dispuesto don Julián, señor de Ceuta y partidario de Agila II en la guerra civil que enfrentaba a éste con el rey visigodo Rodrigo. Una vez cruzado el estrecho llegaron a Gibraltar -corrupción lingüística de Yabal Tariq, la montaña de Tariq- y establecieron su base en Algeciras. Conocedor don Rodrigo de la invasión, abandonó su lucha contra los vascones y dirigió sus fuerzas hacia el sur. Tariq solicitó refuerzos y recibió el apoyo de 5.000 beréberes. Los dos ejércitos se encontraron en el Wadi Lakka, lugar identificado con el río Guadalete o el Barbate, en el mes de julio de 711. Tariq salió vencedor del encuentro y se dirigió a Córdoba, derrotando a un grupo de visigodos aislados en Ecija. Sus triunfos le permitieron llegar hasta Toledo donde tomó la ciudad. El invierno lo pasó en Guadalajara. La verdadera ocupación se producirá con la llegada de Musa al frente de 18.000 soldados en el verano de 712, encontrándose con Tariq en Toledo, donde el cliente supuestamente recibió castigo de su señor por haber excedido sus atribuciones. Desde ese momento actuaron de manera conjunta y se dirigieron a Zaragoza que será tomada (714). Tariq sometió a Fortún, noble aragonés que convertido al Islam fundó la familia de los Banu Qasi. Tras haber alcanzado León y Astorga se dirigió a Sevilla para encontrarse con su señor y ambos poner rumbo a Damasco para rendir cuentas al califa, dejando como gobernador a Abd al-Aziz. En la capital omeya no fueron bien recibidos y Tariq fallecerá olvidado, envuelto en cierto halo legendario.

Páginas relacionadas