Sisenando

Beato de El Escorial. Juan entregando el mensaje divino a un ángel
Nacionalidad: Hispania

Rey 631 - 636



Galería de obras


Comentario

Una conjura apoyada por el monarca franco Dagoberto motivó el ascenso al trono de Sisenando, tras acabar con la vida de Suintila y su hijo Recimero. El ejército franco procedente de Toulouse llegó hasta Zaragoza para proclamar rey a Sisenando. De esta manera la Iglesia y la nobleza demostraban su fuerza frente al fortalecimiento monárquico que se venía produciendo en reinados anteriores. Quizá el episodio más importante de los cinco años de reinado de Sisenando será la celebración del IV Concilio de Toledo en el año 634, donde san Isidoro de Sevilla se convertirá en el principal protagonista. Los eclesiásticos se afanaron por evitar nuevos actos de violencia que debilitarían el poder real y por ende, al propio reino visigodo. De esta manera se establecía que la realeza era sagrada y que los monarcas debían morir de manera pacífica. El rey sería elegido por el conjunto de la nobleza y la Iglesia, recibiendo la unción de esta última. Así se ponía de manifiesto quienes eran los poderes fácticos en la monarquía visigoda, en detrimento del poder real. Sisenando siguió las disposiciones del Concilio y fortaleció tanto a nobles como a eclesiásticos, política seguida por su sucesor, Chintila.

Páginas relacionadas