San Gregorio Magno

Beato de Valcavado. Cristo Juez
Nacionalidad: Iglesia Católica

Papa 590 - 604



Galería de obras


Comentario

Miembro de una ilustre familia romana, san Gregorio fue nombrado pretor de Roma en el año 570, antes de fundar su propio monasterio benedictino de san Andrés, donde se integró como monje. Su papel como legado en Constantinopla será fundamental para las relaciones entre Roma y Bizancio, conociendo en la capital de Oriente a San Leandro de Sevilla. Gracias a sus acertadas actuaciones fue elegido papa en el año 590 como sucesor de Pelagio II.
Ante la falta de autoridad en Roma san Gregorio asumió funciones de gobernante y se enfrentó a los invasores lombardos, recibiendo ayuda de Bizancio para la empresa. Sin embargo, la gran empresa de su pontificado será la conversión de Inglaterra al catolicismo, gracias a la labor del monje Agustín.
También destaca la labor de san Gregorio como director espiritual de la Iglesia, escribiendo la "Regla Pastoral" en la que alude a la grandeza de la dignidad episcopal y de los deberes de los obispos. La labor literaria del pontífice se completa con las "Cartas", el "Sacramentario", el "Comentario al Libro de Job" y los "Diálogos". Pero quizá su papel más conocido sería la fijación definitiva del canto sagrado, el llamado Canto gregoriano.

Páginas relacionadas