Luis II

Iglesia de San Miguel de Hildesheim (Alemania)
Nacionalidad: Sacro Imperio
822 - 12-8-875
Emperador 855 - 875



Galería de obras


Comentario

Tras el Tratado de Verdún del año 843 en el que se repartieron los territorios imperiales entre los tres hijos de Ludovico Pío, Lotario enviaba a Roma a su hijo Luis como rey de los lombardos. Luis será consagrado como rey por el papa Sergio II.
Ante los ataques musulmanes del año 847 que alcanzaron la provincia de Benevento, Luis fue elegido por su padre comandante de un potente ejército formado por italianos, francos y burgundios. El papa y el dux de Venecia también participaron en esta lucha contra el Islam que momentáneamente fue vencida por los cristianos.
En el año 850 Luis era asociado al trono imperial y a la muerte de Lotario (855) el Imperio quedaba repartido entre sus tres hijos, quedando Luis como rey de Italia y emperador, Lotario como rey de Lorena y Carlos como rey de Provenza. Las ambiciones territoriales de los hermanos se ponen de manifiesto a la muerte de Carlos, cuando el reino de Provenza es repartido entre Lotario y Luis. Desde ese momento la cordialidad entre ambos será la nota presente.
Como rey de Italia influirá decisivamente en las elecciones papales, convirtiéndose en un firme defensor del territorio italiano antes los continuos ataques islámicos. Luis invitó al papado a participar económicamente en la empresa contra el infiel, lo que suponía que el pontífice quedara a remolque del emperador. La lucha entre Papado e Imperio se decantaba hacia el lado de la corona.
La muerte de su hermano Lotario (869) sin hijos motivó que la Lotaringia quedara en manos de Carlos el Calvo. Bien es cierto que el heredero más cercano al fallecido era Luis pero en aquellos momentos no estaba en condiciones de reclamar nada ni intervenir más allá de los Alpes. Su concentración militar debía estar en parar los pies a los musulmanes. En el año 871 conquista la base musulmana de Bari pero ese mismo año es capturado durante un motín en Benevento (13 de agosto de 871). Se difundió la noticia de su muerte, sin herederos varones legítimos ya que sólo había tenido una hija de su matrimonio con Engelberga. Carlos el Calvo y Luis el Germánico se mantuvieron al acecho al ser sus herederos legítimos. La noticia era falsa, recobrando el 17 de septiembre la libertad. Pero la cuestión de la sucesión se convirtió en asunto crucial durante los últimos años de reinado. Luis continuó su lucha contra los musulmanes viviendo el ataque sarraceno a las costas del Lacio, llegando a 38 kilómetros de Roma, que fue rechazado por el papa. El 12 de agosto de 875 fallecía Luis II dejando como emperador a su tío Carlos el Calvo.

Páginas relacionadas