Pilato, Poncio

Perseo y Andrómeda
Nacionalidad: Judea
Siglo I
Procurador



Galería de obras


Comentario

Poncio Pilato fue nombrado en el año 26 procurador romano de la provincia de Judea, gobernando durante diez años. Sus problemas con los judíos y los samaritanos fueron continuos lo que motivó el traslado de los cuarteles desde Cesarea a Jerusalén, convirtiendo esta ciudad en la sede de su corte. Intentó poner en marcha una política de romanización hacia los judíos, aunque su intento cayó en saco roto. Una de sus actuaciones más populares será el juicio a Jesucristo, en el que se "lavó las manos" y le condenó a muerte. La violencia de la que fue acusado por los samaritanos le valió la destitución mientras que Calígula lo desterró a las Galias, donde algunos afirman que se suicidó mientras otros piensan que se convirtió al cristianismo.

Páginas relacionadas