Alejandro Severo. Marco Aurelio Alejandro

Templo del Foro (Roma)
Nacionalidad: Roma
209 - 235
Emperador 222 - 235



Galería de obras


Comentario

Los pretorianos acabaron con el reinado de Heliogábalo y proclamaron emperador a su primo, Marco Aurelio Alejandro Severo. Los asuntos de estado quedaron en manos de Julia Mesa, su ambiciosa abuela, quien controló en todo momento las decisiones del emperador. Cuando ella murió Alejandro pasó a depender de su madre, Julia Mamea. El Senado aprovechó la debilidad del emperador para intentar suprimir el régimen militar y recuperar sus privilegios antiguos. En el Senado se eligió un comité asesor de Alejandro entre quienes destacaba Ulpiano.
La crisis económica motivó que los sueldos de la tropa fueran reducidos lo que provocó el descontento del ejército y el estallido de revueltas en Roma. Los impuestos fueron aumentados y las calles de Roma se volvieron inseguras al incrementarse el número de bandidos.
En la política exterior los partos se habían hecho fuertes en oriente, invadiendo Capadocia y Siria. Alejandro se trasladó en persona a oriente al frente de tres ejércitos, pero la victoria sonrió a los partos. Los bárbaros rompieron la línea fortificada en el Danubio y llegaron hasta las fronteras italianas. El ejército de oriente, de regreso a Roma, pudo restablecer la situación. Para solucionar una nueva invasión en la frontera del Rin, Alejandro compró la paz a los bárbaros. El ejército dirigido por Maximino se rebeló y le proclamó emperador. Alejandro fue asesinado en su tienda, en los brazos de su madre.

Páginas relacionadas