Barca, Amílcar

Moneda con el rostro de Amílcar
Nacionalidad: Cartago
- 229 a.C.
Rey - 229 a.C.



Galería de obras


Comentario

La derrota sufrida por Cartago frente a Roma en la Primera Guerra Púnica motivó una cierta crisis económica en la metrópoli norteafricana. Para paliar las restricciones que acompañaron al tratado de paz, Cartago se dirigió hacia la rica península Ibérica para aumentar sus fuentes de riqueza. Uno de los principales impulsores de esta empresa fue Amílcar Barca quien en el año 237 llegó a la península en compañía de su yerno Asdrúbal y su pequeño hijo Aníbal. La conquista no era fácil ya que sólo contaba con las ciudades fenicias como cabeza de puente pero tras unos diez años de luchas tomó un amplio territorio lo que motivó que en Roma saltaran las alarmas. En el año 231 a.C. se envió una embajada a Amílcar en la que exigían una explicación de la razón de sus conquistas. El cartaginés razonó que le empresa tenía como objetivo conseguir el dinero necesario para satisfacer el pago de las contribuciones impuestas por Roma. La respuesta no disgustó a los embajadores y Amílcar continuó con su expansión, falleciendo ahogado en un río en el año 229. Será su hijo quien continúe con la empresa conquistadora que motivará el estallido de la Segunda Guerra Púnica.

Páginas relacionadas