Ruliano, Quinto Fabio

Sarcófago de Larthia Seiantini
Nacionalidad: Roma

Dictador y cónsul 315 a.C. - 295 a.C.



Galería de obras


Comentario

En su afán por expandirse por la zona central de Italia se produjeron numerosos enfrentamientos entre Roma y los pueblos cercanos llamados Guerras Samíniticas. En la segunda de ellas participaría valerosamente Quinto Fabio Ruliano, nombrado dictador en el año 315 a.C. para contener el ataque samnita. Los romanos sufrieron un contundente varapalo en la batalla, emprendiendo la huida. Al año siguiente Roma tomó la revancha y consiguió una espectacular victoria que marcó la influencia romana en la zona. En el año 310 Fabio atravesó Umbría y se dirigió a Etruria, devastando la zona norte, incursión que se repetiría al año siguiente.
Dos años más tarde el veterano Fabio vuelve a escena cuando los samnitas atacan la región de los marsos. La zona central de la península Itálica se ve enzarzada en graves luchas que se mantienen hasta el año 304.
En la Tercera Guerra Samnita también participaría Fabio, ahora como cónsul elegido en el año 297 junto a Decio Mure. Ambos lucharon valerosamente contra los samnitas y tenían la victoria en sus manos cuando un nuevo peligro amenazó Roma: la llegada de los galos por el norte. Fabio y Decio fueron enviados a luchar contra la nueva amenaza. En la primera batalla la vanguardia romana fue derrotada pero los generales pudieron reorganizarse e infligieron una contundente derrota a los galos y sus aliados en la batalla de Sentino.

Páginas relacionadas