Aristágoras

Kuros de Sunion
Nacionalidad: Mileto

Tirano Fines siglo VI a.C.



Galería de obras


Comentario

En agradecimiento a la colaboración prestada para sofocar una sublevación en Mileto, Darío I permitió al tirano de la ciudad, Histieo, fundar una colonia. Histieo cedió su cargo a su yerno Aristágoras que vio cómo la vecina isla de Naxos expulsaba a los nobles filopersas e instauraba una democracia. Los expulsados de Naxos acudieron a Aristágoras en demanda de ayuda. El tirano puso en marcha un plan para recuperar la isla, implicando en la empresa al propio hermano del monarca persa, Artafernes. La expedición se puso en marcha en 501 a.C. pero resultó un estrepitoso fracaso. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, Aristágoras cambió radicalmente sus planteamientos y se ofreció a los griegos para combatir a los persas. Al mismo tiempo Histieo fomentaba la revuelta en las ciudades del Asia Menor. Los anteriores aliados se habían convertido en los peores enemigos de los persas.
Las ciudades jonias de Asia iniciaron una rebelión en toda regla contra el dominio persa por lo que utilizaron a Aristágoras como enviado ante los griegos del continente. En todos los lugares fue bien recibido pero las ayudas no pasaron de ser meramente simbólicas.
Sardes fue la primera ciudad donde se produjo la rebelión, extendiéndose a toda la región. La retirada de las ayudas griegas a los sublevados favoreció los intereses de Darío que pronto recuperó el control de la región al derrotar a la flota rebelde (495 a.C.) y arrasar Mileto. La población de la ciudad fue deportada y Aristágoras falleció en Tracia.

Páginas relacionadas