Darío

Palacio de Persépolis. Columnas de la apadana de Darío y Jerjes
Nacionalidad: Persia

Rey Siglo VI a.C.



Galería de obras


Comentario

Darío sucedió a su padre Cambises en el trono de Persia, tras haber matado al usurpador mago Gaumata. Sofocadas las revueltas internas, estableció de nuevo la división del imperio en satrapías, realizando un importante programa de reformas, especialmente en las infraestructuras. A su vez, recuperó las ansias expansionistas de sus antecesores Ciro y Cambises. Los primeros enfrentamientos se produjeron en el reino escita pero éstos rehusaron el combate. La rebelión de los jonios motivó el incendio de Sardi y la consiguiente batalla con Darío, quien venció en Mileto, reconquistando las sublevadas Tracia y Macedonia.
Como sátrapa de Egipto quedaba Ariandes quien tuvo que sofocar una revuelta libia aunque la expedición sufrió diversas dificultades a su regreso. Ariandes se consideró el dueño absoluto de Egipto, acuñando moneda propia, según nos dice Herodoto. Esta actitud provocó que Darío le castigara con la muerte. Udjahorresne será nombrado nuevo sátrapa de Egipto, encomendándole la reorganización del territorio. Se redactó una recopilación de las leyes egipcias para administrar a los súbditos con su propia legislación.
En el año 518 a. C. Darío viajó a Egipto, conquistando la simpatía de sus súbditos tras la donación de cien talentos de oro según cuenta Polieno. La actividad constructiva se reinició, reabriéndose las canteras del Wadi Hammamat. La prosperidad económica que vivió Egipto en esta época permitió la llegada de ricos tributos a tierras persas. Para fomentar el desarrollo económico reanudó la obra de conexión entre el Nilo y el mar Rojo, iniciada por Nekao.
En 490 a. C. Darío se enfrentó con los griegos en la batalla de Maratón, sufriendo una contundente derrota. En los próximos años el rey persa se dedicará casi en exclusiva a tomarse la revancha, descuidando la defensa de la provincia egipcia. En 496 a. C. se produce una rebelión en la zona del Delta. Darío piensa atacar a griegos y egipcios a un tiempo pero falleció antes de llevar a cabo su proyecto. Le sucedió su hijo Jerjes.

Páginas relacionadas