Ciro

Tumba de Ciro en Pasargada
Nacionalidad: Persia

Rey Siglo VI a.C.



Galería de obras


Comentario

La dinastía de los aqueménidas se inauguró con Ciro el Grande, hijo de Cambises y de Mandane. Una de sus primeras iniciativas fue derrocar a su abuelo materno Astiages, contando con la inestimable colaboración de los nacionalistas persas. En la persona de Ciro se unificaban los reinos medos y persas (555 a.C.) estableciendo la capital en Susa. El plan de expansión diseñado por Ciro se inició con la conquista de Lidia, cuyo rey , Creso, había auspiciado una coalición antipersa junto al faraón y el reino babilonio. La capital lidia, Sardes, fue ocupada, convirtiéndose en cabeza de puente para las ansias expansionistas de Ciro. Pronto las ciudades griegas del Asia Menor se convirtieron en tributarias del persa.
La Bactriana y la Sogdiana serían los próximos objetivos de su plan. La lucha contra Babilonia se convertirá en su siguiente caballo de batalla, derrotando al rey Nabónido. Siria, Palestina y Fenicia caerán en manos persas. En una campaña contra los escitas falleció Ciro en el año 528 a.C., dejando a Cambises II como heredero.
La división del Imperio Persa en satrapías será una de las principales aportaciones de Ciro a la administración. Las vías de comunicación serán renovadas y ampliadas, al tiempo que las ciudades serán embellecidas. La capital, Persépolis, será la gran fundación de Ciro.

Páginas relacionadas