Roboam

Trabajos forzados de prisioneros de guerra
Nacionalidad: Judá

Rey 931 a.C. - 913 a.C.



Galería de obras


Comentario

Al fallecer Salomón la corona israelí recayó en manos de su hijo Roboam. Rápidamente se sucedieron las quejas populares, especialmente en materia tributaria, pero la altanería del monarca le llevó a anunciar una política de carácter más opresor que la de su antecesor. Las tribus del norte se rebelaron y reconocieron como rey a Jeroboam. Roboam intentó aplastar la revuelta pero no consiguió su objetivo. El cisma se había consumado y los pueblos sometidos - Damasco, Moab, Amón - aprovecharon para recuperar su independencia. Israel tomaba su camino y Judá hacía lo mismo, subsistiendo en ambos territorios la monarquía. Los dos estados perderían importancia política respecto a Asiria que aprovecharía la decadencia de Palestina.

Páginas relacionadas