Mursil II

Gran templo de Hattusa. Plano
Nacionalidad: Hatti

Rey 1345 a.C. - 1315 a.C.



Galería de obras


Comentario

A la muerte de Suppiluliuma la corona de Hatti recayó en su hijo Arnuwanda que murió al poco tiempo, posiblemente víctima de la peste. Un hermano menor llamado Mursil accedió al trono hitita. El cambio de monarca y la juventud e inexperiencia del rey suponían una invitación a las provincias sometidas para rebelarse. Las primeras campañas dirigidas por Mursil tuvieron a los gasga como rivales, en el norte del país de Hatti, en la ribera del mar Negro. Después se dirigió a asegurar la frontera del Éufrates donde los asirios estaban emergiendo como una peligrosa potencia que había engullido casi por completo a Mitanni. El siguiente objetivo será Arzawa, en el sudoeste de la península de Anatolia, derrotando en dos años a la coalición de estados que se habían puesto en su contra. Nuevas campañas contra los gasga anteceden a una rebelión de territorios sirios apoyada por el faraón Horemheb, producida en el año 9 del reinado de Mursil. Las tropas hititas contuvieron la revuelta, en la que también participaron los asirios, y Mursil reorganizó sus posesiones en la zona, favoreciendo las sucesiones en cada uno de los tronos para asegurar la fidelidad con la causa hitita. Tras diez años de reinado, Mursil restablecía el orden como dice en sus "Anales": "(...) he vencido en diez años a todos los países enemigos que me rodeaban, y los he aniquilado a todos". Algunos especialistas se preguntan si estos éxitos exteriores no son un mero telón que oculta la realidad de la miseria que vivía el reino hitita.

Páginas relacionadas