Saushatar

Estatua sedente del rey Idri-mi de Alalakh
Nacionalidad: Mitanni

Rey 1420 a.C.



Galería de obras


Comentario

El máximo apogeo de Mitanni vendrá marcado por el reinado de Saushatar, hijo de Parsashatar. La política de expansión fue rápidamente desarrollada y las fuentes nos informan de un saqueo a Assur, arrancando las puertas de oro y plata de la ciudad para decorar las del palacio real de Wassuganni, la capital mitania. Las tierras del Orontes pronto dependerían de Mitanni y el reino de Kizzuwatna quedaba bajo su dominio, siendo reconocida su autoridad por el rey de Alalakh, un sucesor de Idrimi. El Imperio de Mitanni abarcaba desde el Mediterráneo hasta el Zagros. El repliegue egipcio provocado por las tensiones dinásticas producidas durante el reinado de Hatshepsut fue perfectamente aprovechado por Saushatar para extender las fronteras de su reino. Pero la llegada al trono de Tutmosis III motivará directos enfrentamientos entre Mitanni y Egipto. El faraón tomó la ciudad de Qatna (1473 a.C.) y los mitanios fueron derrotados en Alepo y Karkemish, cruzando el Éufrates. Dos años después de su victoria, Tutmosis tuvo un nuevo enfrentamiento que saldó de la misma manera. La táctica de Saushatar desde ese momento será la de hostigamiento y repliegue, recuperando de manera rápida el terreno perdido. Otro sistema de hostigamiento contra Egipto será apoyar a rebeldes en las zonas egipcias ocupadas. Ninguno de los enemigos conseguiría la victoria por lo que la solución a corto plazo sería un acercamiento entre ambas cortes, acercamiento que tuvo lugar en el reinado de Amenofis II.

Páginas relacionadas