Zimri-Lim

Diosa aspirando el perfume de una flor (Mari)
Nacionalidad: Mari

Rey 1782 a.C. - 1759 a.C.



Galería de obras


Comentario

En la ruta comercial entre el Mediterráneo y el Golfo Pérsico se encontraba la ciudad de Mari, donde el dinero procedente de esta vía afluía en grandes cantidades. Una importante red de canales favoreció el desarrollo de la agricultura mientras que la llegada al trono de Zimri-Lim motivó un significativo impulso del comercio gracias a las alianzas con Alepo y Babilonia. Signo de la prosperidad de la ciudad es su palacio que ocupaba una superficie de tres hectáreas, con unas 260 habitaciones y patios. Sabedor de la importancia estratégica de su ubicación, Zimri-Lim se convirtió en el eje central de todas las intrigas políticas. Esta ambición de su gobernante sería la causa última de la decadencia de la ciudad, decadencia en la que también influyó de manera decisiva la presión de los nómadas. Estos nómadas saqueaban pueblos y atacaban ciudades lo que provocaría la continua organización de expediciones de castigo, debilitando económica y moralmente el país. Los vasallos más lejanos a Mari empezaron a rebelarse, animados por las tropas de Eshnunna, pero será Hammurabi de Babilonia, inicialmente aliado de Zimri-Lim, el causante de su caída. Hammurabi convirtió a su aliado en vasallo y dos años más tarde (1759 a.C.) la ciudad era destruida y su rey muerto. Mari delegaba toda su influencia económica y política en Babilonia.

Páginas relacionadas