Sargón

Estela del rey Manishtushu de Acad
Nacionalidad: Akkad

Rey 2400 a.C.



Galería de obras


Comentario

Algunos especialistas consideran a Sargón de Akkad como el personaje principal de la historia mesopotámica. A su alrededor se ha creado un halo legendario que no hace desmerecer las bases históricas de este monarca, fundador del imperio más importante del momento. Sobre su infancia hallamos ciertas brumas que le acercan al Moisés bíblico ya que su madre, una sacerdotisa, le depositó en una canasta y le abandonó en el Éufrates donde fue rescatado por un jardinero. Consiguió entrar en la corte del rey de Kish, Ur-zababa, donde alcanzó el cargo de copero real para pronto sublevarse contra el rey y fundar una ciudad, Agadé, capital del Imperio que creará Sargón. Su primer rival será Lugalzagesi de Umma, dueño de Sumer, obteniendo el semita una contundente victoria que le convertirá en nuevo dueño de Sumer. Desde allí se dirigió a Elam, que también capituló, y tomando el curso del Éufrates, Sargón conquistó Mari, el norte de Siria y el Tauro.
La amplitud de los territorios conquistados y la diversidad de sus poblaciones provocó ciertos problemas de índole administrativa. El gobierno de Agadé integró a las regiones donde predominaba la población acadia mientras que las provincias alógenas como Sumer o Elam conservarían sus instituciones, estableciendo una red de gobernadores en cada una de las ciudades dependientes del poder central. Esta elite de funcionarios reemplazaba a la antigua nobleza lo que provocaría un buen número de conflictos que desencadenarán en una auténtica revolución social y regional contra Sargón en los últimos años de su reinado. Los rebeldes fueron derrotados por el monarca en los mismos muros de Agadé. Rimush sucederá a su padre al fallecer.

Páginas relacionadas