Taharqa

Taharka haciendo ofrendas a Horus
Nacionalidad: Egipto

Faraón 689 a.C. - 663 a.C.



Galería de obras


Comentario

Los reyes etíopes de la XXV Dinastía no consiguieron unificar Egipto, tal y como nos narra Isaías en la Biblia refiriéndose a las luchas entre los reyezuelos del Delta. Por si esto fuera poco, en el exterior los asirios amenazaban cada vez con más fuerza. Taharqa se puso al frente del ejército y marchó a la defensa de Jerusalén que se salvó de manera milagrosa, según nos cuentan las crónicas. Posiblemente la peste obligó al ejército asirio a huir.
Tranquila la situación en Palestina, Taharqa se dedicó a administrar su país, toda vez que las revueltas del Delta fueron sofocadas. Tras un largo periodo de sequía y hambre, el Nilo vuelve a desbordarse, recuperando el país la prosperidad. La actividad constructora de otras épocas se recupera, realizando importantes trabajos en Karnak. Para su residencia eligió la ciudad de Tanis, desde donde controlaba la situación asiática. Con el fin de debilitar al gigante asirio, promovió todo tipo de revueltas en Palestina por lo que en el año 674 a. C. el rey Asarhaddón decide atacar Egipto. Las tropas asirias llegaron a Egipto a través del Sinaí, alcanzando Menfis, que fue rápidamente tomada y sometiendo el Delta. Los reyezuelos juraron fidelidad al rey asirio, entregándole ricos tributos, y Taharqa tuvo que huir al sur del país. Asarhaddón se proclamaba rey del Alto y el Bajo Egipto y de Etiopía, regresando a su país.
El retorno del asirio provocó que Taharqa intentara sublevar a los diferentes reyezuelos contra su nuevo señor feudal, consiguiéndolo en parte. Hacia el año 669 a. C. recupera el control de Menfis, emprendiendo Asarhaddón la reconquista del territorio perdido. El rey asirio murió en el camino y Taharqa pudo mantener la paz durante tres años, hasta que un nuevo ejército asirio invadió el norte de Egipto al mando del rey Assurbanipal. Los asirios llegaron hasta Tebas y Taharqa tuvo que refugiarse al sur, desde donde intentó, sin éxito, fomentar un clima de revuelta entre los príncipes del Delta. Cuando Taharqa falleció en 663 a. C. era considerado rey de Egipto aunque el poder efectivo estuviera en manos de Assurbanipal. Su sucesor sería su sobrino Tanutamón.

Páginas relacionadas