Ramsés XI

Tumba de Nefertari. Pinturas
Nacionalidad: Egipto

Faraón 1110 a.C. - 1085 a.C.



Galería de obras


Comentario

Durante el reinado del último miembro de la XX Dinastía se consuma la decadencia y la crisis que pone fin al Imperio Nuevo. La administración era incompetente y el faraón no reaccionaba a la disgregación de su gobierno. En el nomo de Cinópolis se produjeron graves disturbios. Los sublevados fueron derrotados gracias a la intervención de Panehesi, virrey de Nubia. Estos hechos posiblemente son muestra del origen de una guerra civil provocada por la imposición del culto a Seth. Los partidarios de este dios encabezarán una revuelta en el norte, enfrentados con los sacerdotes de Amón. Los "sethianos" empezaron victoriosos, pero los partidarios de Amón se recuperaron y derrotaron a los del norte.
Ramsés XI compensó su debilidad colocándose en la sombra de varios hombres fuertes como Pahanesi, Amenhotep, gran sacerdote de Amón, o Herihor. Este Herihor será nombrado gran sacerdote, virrey de Nubia y visir lo que le dio alas para proclamarse independiente en la zona sur del país, titulándose "comandante en jefe del Alto y Bajo Egipto" aunque no tenía ninguna autoridad sobre el Delta, donde gobernaba un visir llamado Smendes ayudado por su mujer, Tentamón. Como podemos observar, Ramsés era un hombre de paja en manos de sus visires, que controlaban el poder económico, político y militar. Desconocemos cuál fue el final de Ramsés XI pero su reinado abre una nueva etapa de decadencia conocida como Baja Epoca.

Páginas relacionadas