Rizi, Francisco

Retrato de Rizi, Francisco
Nacionalidad: España
Madrid 1614 - El Escorial, Madrid 1685
Pintor
Barroco Español


Galería de obras


Comentario

Hermano de Fray Juan Ricci, Francisco Ricci -castellanizado, Rizi- también nació en Madrid, en 1614. Ambos son de familia italiana, concretamente de la región de Bolonia. Aprendió con Vicente Carducho, trabajando para la casa real desde 1639. Junto a Carreño de Miranda y Francisco Camilo, desarrolló la maravillosa escuela madrileña del Barroco Español, trabajando especialmente en las decoraciones de las iglesias de la corte y la escenografía del teatro del Buen Retiro, del que fue director.
Artista del Barroco Madrileño.
Fue contratado con frecuencia para pintar al fresco en iglesias y monasterios madrileños, puesto que los artistas españoles apenas dominaban la técnica y los encargos de este tipo solían adjudicarse a pintores italianos. En este sentido, Rizi aprendió la técnica con Mittelli y Colonna, dos fresquistas italianos que trabajaron para la corte madrileña por recomendación de Velázquez. Así pues, la mayor parte del trabajo de Rizi se enmarca dentro de esta técnica, habiendo sido contratado incluso para la decoración con mitologías del Salón de los Espejos en el Palacio del Buen Retiro. Estas pinturas le valieron el prestigioso título de "Pintor del Rey", al que aspiraban todos los pintores venidos a Madrid.
Sus cuadros de altar destacan por su monumentalidad - Inmaculada o Anunciación -. Aparte de la pintura religiosa que era la más demandada en el momento, trabajó en ocasiones como retratista y en cuadros históricos, siendo su obra más famosa es el Auto de Fe en la Plaza Mayor de Madrid.
Su habilidad técnica y su imaginación a la hora de componer escenas le permiten recurrir raramente a los modelos de otros pintores, como era habitual entre los artistas españoles. Sus primeras obras siguen modelos renacentistas, con composiciones simples basadas en esquemas geométricos, tratando de respetar ciertas reglas de simetría. Más adelante, su estilo evolucionó hacia una mayor complejidad de las composiciones, introduciendo rompimientos de glorias y arquitecturas fingidas en los frescos para iglesias, como el de la Capilla del Milagro.
Francisco Rizi falleció en El Escorial en 1685.

Páginas relacionadas