Portocarrero, cardenal. Luis Manuel Fernández de Portocarrero

Cardenal Portocarrero, sala capitular de la catedral de Toledo
Nacionalidad: España
1635 - Toledo 1709
Cardenal



Galería de obras


Comentario

Fue nombrado Cardenal y ejerció gran influencia como político sobre la monarquía. Inició su trayectoria política como virrey de Sicilia. Gracias a su actuación y otras condiciones favorables, logró la paz en la isla. Estos méritos le valieron su regreso a España, donde fue elegido arzobispo y cardenal de Toledo. Esta situación privilegiada en el estamento de la Iglesia le sirvió para acercarse a la monarquía y convertirse en consejero de Estado con Carlos II en el trono. Portocarrero fue uno de los personajes que más influencia ejercieron sobre el monarca. De hecho, le convenció para que legara a favor de José Fernando de Baviera en un primer momento. Posteriormente cambiaron sus intereses y convenció al rey para que favoreciese en su testamento al duque de Anjou (nieto de Luis XIV). Cuando el duque accedió al trono bajo el nombre de Felipe V, nombró a Portocarrero su primer ministro. El cardenal, a pesar de que ya había llevado las riendas del país como regente como María de Neoburgo, no pudo controlar los problemas económicos por lo que tuvo que pedir ayuda al francés Orry. Debido a esta elección tuvo que enfrentarse a los nobles españoles que se sintieron recelos de que recurriese a un extranjero. Para evitar mayores problemas se decidió enviarle a Toledo para que se hiciera cargo de la diócesis de la ciudad. Enojado con el rey por tomar esta decisión, prestó su apoyo a los austriacos en la Guerra de Sucesión. Pero cuando los galos se apoderaron de Toledo, volvió a jurar su lealtad al rey Felipe. A pesar de su cambio de actitud, fue condenado a abandonar sus cargos públicos y tuvo que pagar una multa.

Páginas relacionadas