Utamaro, Kitagawa

Retrato de una concubina del emperador Yongzheng
Nacionalidad: Japón
1753 - 1806
Pintor y grabador



Galería de obras


Comentario

Desde muy joven se traslada a Tokio para iniciarse la pintura y el grabado. Llaman la atención los primeros grabados que realiza de mujeres por su originalidad. La naturaleza es otro de los motivos que más le atrae. En esta época comienza a realizar ilustraciones para distintos libros, labor a la que se dedica por completo desde 1791. No sólo se concentra únicamente en esta actividad, sino que además reduce toda su temática a la descripción de la belleza femenina. Comenzó a retratar a las mujeres de la alta sociedad. Poco a poco su prestigio es cada vez mayor. En esta época recogió la imagen de las mujeres y concubinas del dictador Toyotomi Hidevoshi. Sin embargo, el primer dignatario se sintió ofendido y Utamaro acabó en prisión durante cincuenta días. Esta situación le provocó tal depresión que jamás volvió a pintar. No obstante, Utamaro ya se había convertido en uno de los mejores representantes de la escuela Ukivo-e, traducido como "pinturas del mundo flotante". Elegante y delicado, sus xigilografías, caracterizadas por el efecto de trasparencia de los ropajes, elevaron su obra la categoría de maestro. La exquisitez con que trató la belleza femenina despertó la admiración de sus contemporáneos, como Hokusai. Parece ser que éste último evitó dibujar temas de este tipo para que la crítica no le comparase. Utamaro es autor de ciclos como: Diez fisonomías de mujer, Siete bellezas del Gay Quarters o Mujer enamorada.

Páginas relacionadas