Siloe, Gil de

Sepulcro de Juan II y su esposa y retablo de la Cartuja de Miraflores
Nacionalidad: Flandes
Amberes - 1503
Escultor



Galería de obras


Comentario

También llamado Gil de Amberes, parece ser que era natural de esta ciudad, aunque su actividad se desarrolló principalmente en Castilla. A su pasión por el detalle, se sumaba su gusto por las formas góticas germanas y flamencas que combinaba con elementos mudéjares. Estos fueron los dos rasgos que marcaron su estilo y por los que se convirtió en uno de los escultores más representativos de la última etapa del gótico. Estableció su taller en Burgos, donde recibió importantes y numerosos encargos. Contemporáneo de Simón de Colonia, otro de los escultores más prolíficos de la ciudad, su obra llegó a confundirse con la de este y viceversa. Entre sus ayudantes hay que citar a Diego de la Cruz y Diego de Siloe, su hijo. Para la Cartuja de Miraflores realizaría uno de los monumentos escultóricos más significativos de su carrera el Sepulcro de Juan II e Isabel de Portugal y el del Infante Alonso, además de hacerse cargo del Retablo Mayor. Su maestría también dejó impronta en la catedral de Burgos, donde realiza el retablo de Santa Ana. En Valladolid trabajó en el retablo de la capilla del colegio de San Gregorio y en su fachada, además de participar en la fachada de San Pablo.

Páginas relacionadas