Salviati. Cecchino Salviati

Alegoría de la Escultura
Nacionalidad: Italia
Florencia 1510 - Roma 1563
Pintor



Galería de obras


Comentario

Cecchino Salviati, que era su verdadero nombre de pila se inició en el arte de la mano de Baccio Bandinelli y luego completó su educación con Andrea del Sarto. Cumplidos los veinte años se traslada a Roma, para formar parte del círculo de artistas que trabajan para el cardenal Giovanni Salviati. Sus manifestaciones iniciales evidencian ciertas repercusiones de la obra de Rafael, de quien Salviati fue un gran admirador. Prueba de ello es La visitación de San Giovanni Decollado o La Anunciación de San Francisco a Ripa. Diez años después vuelve a Florencia, donde interviene en los preparativos para la boda de Cosme I y Leonor de Toledo. Más tarde se traslada a Venecia y colabora con Giovanni da Udine. Salviati, proseguiría su tour por las ciudades de Bolonia, Verona y Parma, entre otras. En 1543 regresa a su ciudad natal y se hace cargo de la decoración de las pinturas murales de la Sala de la Audiencia del Palacio Vecchio. Su posterior legado romano se compone de murales que decoran espacios como la capilla del Paladio, el Palacio de la Cancillería, o el refectorio de San Salvador in Lauro, entre otras obras. De su producción profana cabe citar los ciclos conmemorativos que realiza al fresco en las Salas de la Audiencia. Algunas de estas escenas fueron concluidas por Tadeo Zuccari. Otro capítulo importante son sus dibujos, donde refleja con gran elegancia las costumbres de la época.

Páginas relacionadas