Santiago, Miguel de

Alegoría de la Pintura
Nacionalidad: Ecuador
Quito 1630 - Quito 1706
Pintor



Galería de obras


Comentario

Tras quedar huérfano de padre y madre fue adoptado por Hernando de Santiago, del que tomó su primer apellido. En sus creaciones iniciales se recrea en asuntos religiosos. Para el convento de San Agustín en Quito representa en varias escenas la vida del Santo que da nombre al cenobio. Las estampas llegadas de Europa le sirvieron de modelo, inspirándose especialmente en las de Bolswert. Su producción llegó a gran parte de las iglesias de Quito. Uno de los centros más importantes, en este sentido, es la iglesia de Guápulo, donde representa en un cuadro el logro de Felipe IV al conseguir que la Inmaculada se convirtiera en patrona de España y América. Murillo y Zurbarán son sus principales referentes. La incorporación de paisajes típicos de su tierra natal en los fondos es una peculiaridad que define sus cuadros. De Santiago consiguió un gran éxito en Ecuador y otros países. De él se dice que tenía un fuerte temperamento, llegando incluso a rozar la violencia. De sus cuatro hijos, Isabel continuó la profesión de su padre, especializándose en escenas religiosas.

Páginas relacionadas