Aduanero (El). Henri-Julien-Félix Rousseau

Retrato de Aduanero (El). Henri-Julien-Félix Rousseau
Nacionalidad: Francia
Laval 1844 - París 1910
Pintor



Galería de obras


Comentario

Cuando finalizó la guerra franco-alemana, estuvo trabajando en el Ayuntamiento de París. Y con cuarenta años le concedieron una licencia para hacer copias de algunos cuadros que se encontraban en el Louvre. Cuando se jubiló de su cargo de funcionario se dedicó por completo a la pintura. La ingenuidad de sus creaciones le convirtieron en una de las figuras más interesantes de las vanguardias. Odilon Redon, Gaugin y Apollinaire le mostraron su apoyo desde el primer momento. Su aplicación del color, junto con esa esencia primitiva de sus pinturas, provocaron la admiración de todos sus contemporáneos y, especialmente, de los simbolistas. A lo largo de su trayectoria artística pasa de pintar composiciones planas en sus primeros tiempos a realizar composiciones bidimensionales. La peculiaridad de los colores que emplea es otra de las características que distingue su obra. Una de sus obras más conocidas es La cabalgata de la desolación. De su legado también cabe destacar obras como La calesa de papá Juniet; La gitana dormida o Selva virgen al atardecer. Estas composiciones recogen escenas oníricas precedentes del Surrealismo.

Páginas relacionadas