Rosso, Medardo

Retrato de Rosso, Medardo
Nacionalidad: Italia
Turín 1858 - Milán 1928
Escultor



Galería de obras


Comentario

Se negó a aceptar los planes que sus familiares habían preparado para él como administrativo y tras dejar sus estudios comenzó a trabajar en el taller de un marmolista. Su primer trabajo como escultor es una figura de Garibaldi. El resultado causó sensación entre la crítica. En la década de los ochenta ingresa en la Academia de Bellas Artes de Brera, pero sus ideas políticas en la línea de la revolución, y su oposición a los sistemas tradicionales de enseñanza le cuesta su expulsión. Sin embargo, esta situación no le impide participar en exposiciones en ciudades italianas y en Londres y Viena donde presenta El Borrachín o Impresión de mujer bajo un paraguas. Con estas obras ya se desvela como el introductor del impresionismo en la escultura. Su siguiente destino es París, donde permaneció algunos años. En este tiempo consiguió la admiración de intelectuales de la talla de Zola, Degas o Clemenceau y Rodin. Con este último participó en una exposición. Después de pasar miserias decide volver a su país natal e instalarse en Milán. Posteriormente participó en la Exposición Universal de París de 1900 y cuatro años después en el Salón de Otoño, donde volvió a coincidir con Rodin. Ambos artistas siempre mantuvieron cierta animadversión, pendientes de la crítica. La muerte de Rodin provocó que Medardo fuera en parte olvidado. Es importante recordar que en sus obras juega con la luz y el movimiento hasta conseguir el efecto que los impresionistas trasladaron al óleo.

Páginas relacionadas