Rosa, Salvatore

Retrato de Rosa, Salvatore
Nacionalidad: Italia
Nápoles 1615 - Roma 1673
Pintor y poeta



Galería de obras


Comentario

Acudió al taller de José de Ribera en Nápoles y luego continuó su formación bajo los consejos de Aniello Falcone. Las enseñanzas de este último se centraron especialmente en la creación de paisajes y escenas bélicas. Con veinte años se traslada a Roma, donde comienza a trabajar para el cardenal Brancaccio. Su afición por el teatro y los espectáculos le convirtió en uno de los personajes más populares de su tiempo. Se relacionó con los bambochates y artistas de la talla de Lorrain y Van Swanevelt. Durante este tiempo su pintura evoluciona hacia formas más clásicas. En la década de los años cuarenta se traslada a Florencia para trabajar al servicio de los Médicis. Con el tiempo abandona su clasicismo inicial y adopta un estilo que sería considerado como "prerromántico". En estos días pinta: Marina del Puerto, Escena de Brujería, Brujas y encantamientos, Las Tentaciones de San Antonio, etc. Casi una década después regresa a Roma. En esta nueva etapa aborda temas morales. Por otra parte se empapa del estilo de Poussin para referirse a asuntos de la antigüedad. Las atmósferas de aquellos cuadros en los que refleja escenas mitológicas contienen un ambiente densa. La incorporación de elementos simbólicos y filosóficos es otro de los aspectos que caracterizan esta etapa. A ella pertenecen obras como Cadmo sembrando los dientes del dragón. Sin embargo, El sueño de Eneas o Jasón y el dragón, algunas de las telas que pinta al final de sus días, carecen ya de este simbolismo. Considerado precursor del romanticismo, fue uno de los pintores más importantes. Sus pinturas y grabados han sido objeto de estudio de numerosos artistas. También se dedicó a la literatura, desempeñando un destacado papel como poeta. Es creador de obras literarias como "La Música" o "La Pintura".

Páginas relacionadas