La Roldana. Luisa Roldan

Virgen con el Niño
Nacionalidad: España
Sevilla 1652 - Madrid 1706
Escultora



Galería de obras


Comentario

Su iniciación en el arte de la escultura corre a cargo de su padre Pedro Roldán. Es autora de un grupo escultórico para la catedral de Cádiz que representa a San Servando y San Germán. Otra de sus obras más destacadas es el San Miguel que realiza para El Escorial, a instancias de Carlos II. También creó esculturas en barro cocido ricamente policromadas y cuya peculiaridad radica en su pequeño formato. La Roldana, que así era como la llamaban, fue la única mujer que alcanzó el nombramiento de escultora de Cámara en 1695.

Es una de las principales figuras de la escultura del Barroco en la Andalucía de finales del siglo XVII y principios del XVIII Su fama alcanzó mayor relieve desde que Antonio Palomino la reconoció como una escultora tan importante como su padre. Logró fama en su época, y parece que vivió una existencia agitada. En 1671 se casó en contra de la voluntad paterna con el escultor Luis Antonio de los Arcos. Este suceso conocido como "el rapto de La Roldana por el aprendiz" Luis Antonio de los Arcos, ha marcado la intriga que predomina en su biografía. En 1686 se desplazó a Cádiz para realizar diversos trabajos y en 1688-89 viajó a Madrid, donde trabajó como escultora de cámara para los monarcas Carlos II y Felipe V.

A pesar de su fama, su trabajo para un mecenas madrileño, el duque del Infantado y el nombramiento el 10 de Enero de 1706 de Accademica di Merito por la prestigiosa Accademia di San Luca di Roma "Maddona di relievo di cretacotta fatta de sua maño coloritta..." Luisa nunca disfrutó de fortuna económica y murió firmando una declaración de pobreza. Tuvo siete hijos de los que sobrevivieron tres; su marido, hombre de negocios, también se dedicó a pintar sus tallas. En definitiva, fue la única mujer que ostento el titulo de escultor otorgado por la Cámara Real.

Páginas relacionadas