Quercia, Jacopo della

Sepulcro de Hilaria del Carreto
Nacionalidad: Italia
Siena 1374 - 1438
Escultor



Galería de obras


Comentario

Su padre, Lucca Pietro d'Agnolo di Guarnieri, de profesión orfebre, le inicia en los secretos de esta disciplina. Educado en la tradición gótica, se define como un gran seguidor de las creaciones renacentistas de Giovanni y Nicola Pisano, pertenecientes a la escuela sienesa. A comienzos del siglo XV se tienen noticias suyas al aparecer como candidato al concurso de la segunda puerta del baptisterio de Florencia, ganado por Ghiberti. Unos años después se encarga de la ejecución de la Tumba de Hilaria de Carretto en la catedral de Lucca. Dado su carácter inestable, es poco constante en el cumplimiento de sus encargos, que interrumpe con frecuencia para iniciar otros trabajos. Esta falta de responsabilidad provocó la ira de muchos de sus clientes y alguna que otra denuncia. Prueba de ello es la Fonte Gaia de Siena, un encargo público. La catedral de Lucca le pidió que esculpiera los Doce Apóstoles, pero sólo realizó uno. Además de estas creaciones pertenecen a su producción el relieve con el anuncio a Zacarías y los Profetas para la pila bautismal de la catedral. En 1425 comienza a trabajar en el Portal de San Petronio de Bolonia, sin embargo no llegó a concluirlo. Su estilo es el resultado de una fusión entre la tradición gótica tardía, como se aprecia en el modelado de los ropajes que adopta de Claus Sluter, y las formas renacentistas. Aunque no fue uno de los artistas que más huella dejó entre sus sucesores, se le considera una de las referencias más importantes para Miguel Angel.

Páginas relacionadas