Mela, Pomponio

Arco de Bará (Tarragona)
Nacionalidad: Roma
Tingentera (Algeciras) siglo I
Geógrafo



Galería de obras


Comentario

Contemporáneo a la época de Claudio, en sus tratados habla de la expansión del Imperio Romano por Britania. Aunque lo datos sobre su biografía son escasos se sabe que nació en Tingentera, en la provincia Bética. Es autor de un compendio geográfico que se compone de tres ejemplares, que titula "De Chorograhia", y que realizó en la década de los años cuarenta del siglo I. En el primer libro describe el mundo y los continentes -Europa, Asia y Africa-. Señala la existencia de cuatro mares -Mediterráneo, Rojo, Golfo Pérsico y Caspio-, que define como afluentes de un gran Océano. En este ejemplar se describen además aquellos lugares costeros que se puede encontrar el viajero si parte desde Gibraltar. El libro II recorre las regiones del continente europeo que van desde la Tracia hasta Hispania, además de describir las isla del Mar Mediterráneo. El tercer libro se refiere a países como Hispania, Galia, Germania, llega hasta Asia y analiza parte del continente africano. Aunque esta es una de las primeras obras donde se realiza un análisis puramente geográfico, no contiene datos técnicos, y alguna de la información que trasmite resulta equívoca. Por el resto representa un manual de información divulgativo. Uno de los apartados más interesantes son las descripciones que realiza de los pueblos. Su estilo literario llega a recordar a Salustio por su complicada retórica. Esta obra ha sido fuente de documentación para muchos autores de todos los tiempos, de la talla de Plinio el viejo o Petrarca. Durante el Renacimiento fue uno de los autores más admirados de la Antigüedad.
Así describe a Hispania: "Hispania misma está rodeada del mar por todas partes menos por donde está en contacto con las Galias y, aunque por donde está unida a ellas es muy estrecha, poco a poco se despliegan hacia el Mar Nuestro y hacia el Océano y más ancha ya se encamina hacia Occidente y allí se hace amplísima, siendo también abundante en hombres, en caballos, en hierro, en plomo, en cobre, en plata y en oro y hasta tal punto fértil que, si en algunos sitios es estéril y diferente de sí misma, con todo, en esos lugares produce lino o esparto" (Mela II, 5,86, traducción de V. Bejarano).

Páginas relacionadas