Lucas de Iranzo, Miguel

Catedral de Avila. Fachada occidental
Nacionalidad: Castilla
Belmonte - 1473
Condestable



Galería de obras


Comentario

Su educación discurre en el seno de una familia modesta. Desde muy joven entró al servicio de don Juan Pacheco, marqués de Villena. Cuando éste y Enrique IV de Castilla pusieron en común sus intereses, Lucas de Iranzo comenzó a trabajar para el monarca castellano como paje. A partir de esta relación laboral surge una estrecha amistad.
Iranzo formó parte de los llamados continos. Así era como se denominaba a quienes desde muy jóvenes entraban en al corte y que experimentaban una carrera ascendente hasta ocupar puestos de responsabilidad. La amistad que le unía al rey le convirtió en uno de los hombres más influyentes de Castilla. Desempeñó importantes cargos en la corte, como halconero Mayor del Reino, Chanciller Mayor de Castilla y alcaide de Alcalá la Real y de Jaén. En 1455 pasó a formar parte del Consejo Real. Su capacidad y la lealtad demostrada le valió el título de corregidor de Baeza y tres años después condestable de Castilla, cargo que llevaba cinco años sin ningún representante, desde que a su antecesor Alvaro de Luna fuera decapitado. Este nombramiento despertó ciertas suspicacias entre los nobles, por la capacidad de influencia que podría tener sobre las decisiones regias como cabeza de los ejércitos. Probablemente ante las presiones de otros nobles, Miguel Lucas de Iranzo se trasladó a Jaén. En la capital andaluza demostró una gran capacidad organizativa y formó un numeroso ejército preparado para la campaña de Granada. En 1473 Lucas de Iranzo fue asesinado en la iglesia mayor de Santa María. Su apoyo a los judíos fue la excusa empleada para justificar el asesinato, aunque, probablemente, los celos de otros nobles fue una de las causas que motivaron este suceso. Es posible que también formaran parte de la trama el marqués de Villena y su hermano Pedro Girón. Su lealtad fue una de sus cualidades más alabadas a su muerte.

Páginas relacionadas