Jujol, Josep Maria

Casa Gibert (Sant Joan Despí, Barcelona)
Nacionalidad: España
Tarragona 1879 - Barcelona 1949
Arquitecto



Galería de obras


Comentario

Arquitecto desde 1906, Jujol es considerado el discípulo más creativo de Gaudí, con quien se formó en el taller de la Sagrada Familia. Fue profesor de Dibujo, Pintura y Proyectos de la Escuela de Arquitectura de Barcelona. Fue uno de los dibujantes más cualificados de la época junto con Fortuny y PicassoSu estilo es más libre y caprichoso, comparado con el geometrismo gaudiniano. Su primera etapa, de 1911 a 1926, se carcateriza por el Realismo. Retorna a la línea clasicista e historicista en la segunda, de manera no constante, hasta su fallecimiento. No tuvo gran influencia de las corrientes vanguardistas de su época y se mantuvo dentro del eclecticismo característico de su obra. Los motivos decorativos son virtuosistas y complejos. Sus diseños de forja son, también, más abstractos y complicados cada vez.Entre las obras de su primera etapa destaca la tienda Mañach, de la calle Ferran de Barcelona, en 1911; la Torre dels Ous de Sant Joan Despí, en 1911; las reformas de la Masía Bofarull dels Pallaresos, innovadora en sus motivos decorativos, en 1914; la Masía Negre de Sant Joan Despí, de 1915; la iglesia de Vistabella, de 1918 a 1923; la casa Planells, en la confluencia Diagonal-Sicilia, en 1922. De la segunda etapa, destaca por su dimensión urbanística, la Fuente monumental de la Plaza de España de Barcelona, de 1929. Como colaborador de Gaudí participa en la forja y la policromía de la casa Milà; en la restauración y pintura de la Catedral de Palma de Mallorca, de 1903 a 1914; en el proyecto no realizado del monumento a Jaime I, de la calle Tapinería, de 1908; en la policromía de la maqueta de la Fachada del Nacimiento, para la Exposición Gaudí en París de 1910; en el escudo de los obispos visitantes de la cripta del Templo de la Sagrada Familia; en la policromía de las farolas de Vich; en 1911 dibujó el sello de la "Tinença Parroquial" de la Sagrada Familia y colaboró con Aleix Clapés en la pintura de los apóstoles que se montaba para la festividad de San Pedro. Entre 1911 y 1913 participó en la decoración del banco y de las cúpulas de la sala hipóstila del Park Güell.