Holbein, el Viejo, Hans

Alegoría de la Pintura
Nacionalidad: Alemania
Augsburgo 1460-65 - Isenheim 1524
Pintor



Galería de obras


Comentario

Sus primeras creaciones muestran reminiscencias arcaicas, como La Muerte de la Virgen, que más tarde superaría. El estudio de las tendencias flamencas fue uno de los aspectos que le ayudó a superar esta etapa. En 1490 toma el mando del taller más activo de Ausgsburgo y comienza a aceptar encargos para otras localidades como Frankfurt. Allí realiza el políptico de los dominicos. Una de las obras donde mejor se aprecia la influencia de la corriente flamenca es en los trípticos de San Pablo y de Santa María Maggiore, donde, incluso, se observan rasgos de Van der Goes. Las formas mucho más voluminosas manifiestan su gusto por las tendencias renacentistas. Prueba de ello es el San Sebastián que realiza en Munich. En estos años es decisiva la influencia que ejerce sobre su hijo Hans Holbein el Joven. Ambos colaboraron en algunas obras como el Altar Oberried. Entre sus creaciones más conocidas hay que destacar las xilografías de las Danzas de la Muerte que tantas veces se repitieron en los libros de horas de finales del XV y principios del XVI.

Páginas relacionadas